Royal Caribbean Group proporciona información actualizada sobre el impacto de la variante ómicron de la COVID-19

El conocimiento sobre la COVID-19 y cómo lidiar con ella ha estado en constante cambio durante los últimos dos años. La variante ómicron ha alterado significativamente el panorama de la COVID-19 para todos, y Royal Caribbean Group no es una excepción.

0
89

Royal Caribbean Group proporcionó hoy una actualización sobre el estado de su negocio y el impacto de la variante ómicron.

Como se ha informado ampliamente, la variante ómicron es mucho más infecciosa que sus predecesoras y ya se ha convertido en la forma dominante de la COVID-19 en los Estados Unidos y en otras partes. Por fortuna, la variante ómicron también parece causar síntomas significativamente menos graves que las variantes anteriores, sobre todo en las personas que están vacunadas. Los cruceros siguen siendo uno de los pocos lugares donde se puede ir de vacaciones sabiendo que casi todas las personas allí presentes están debidamente vacunadas.

La reciente experiencia en los barcos de Royal Caribbean Group es coherente con estas observaciones. Las cifras indican un aumento en la cantidad de personas que arrojan positivo en las pruebas pero sin el correspondiente aumento en la cantidad de personas enfermas. Desde que se retomaron las actividades de los cruceros en los Estados Unidos en junio de 2021, Royal Caribbean Group ha transportado 1.1 millones de huéspedes, entre los cuales 1,745 han tenido un resultado positivo; una tasa de positividad del 0.162 %.  Además, la gran mayoría de esos casos no presentaron síntomas o solo presentaron síntomas leves, y sólo 41 personas necesitaron hospitalización. Ninguno de los casos de la variante ómicron ha sido grave o ha requerido trasladarse a un hospital. Estas cifras son producto de que casi todos a bordo han sido vacunados y cuentan con una prueba negativa antes de embarcarse.

“La variante ómicron está generando un gran impacto a corto plazo en todos, pero muchos observadores ven esto como un paso importante para que la COVID-19 se convierta en endémica en lugar de epidémica”, señaló Richard Fain, presidente y director ejecutivo. “No nos gusta ver ni un solo caso, pero nuestra experiencia es una fracción de lo que indican las estadísticas comparables de prácticamente cualquier otra ubicación o industria similar. Pocas empresas están sujetas a tan riguroso escrutinio, regulación y requerimientos de divulgación por parte de tantas autoridades, y acogemos de buena manera dicho escrutinio debido a nuestro compromiso con la seguridad. Tenemos la intención de mantener nuestro objetivo de ofrecer las vacaciones más seguras por tierra o mar, y ajustaremos constantemente nuestros procedimientos para lograr esto, incluso ante la increíble transmisibilidad de ómicron”.

El director médico de Royal Caribbean Group, Dr.  Calvin Johnson, destaca: “La compañía está navegando por la información en constante evolución sobre la variante ómicron.  Nuestro recuento de casos se ha disparado, pero el nivel de gravedad es mucho más leve. Nos mantendremos ágiles y en contacto permanente con las autoridades sanitarias. Por ejemplo, incluso desde antes de la aparición de la variante ómicron, hemos estado administrando a todos nuestros miembros de la tripulación vacunas de refuerzo a medida que eran elegibles”.

Después de un “Cyber weekend” muy intenso, la compañía experimentó una disminución en las reservas y un aumento en las cancelaciones para los viajes en el corto plazo, pero en menor medida que el nivel experimentado con la variante delta. La ocupación para las travesías en el primer semestre de 2022 permanecen por debajo de los niveles históricos, como se esperaba. Sin embargo, los embarques para el segundo semestre de 2022 siguen reservándose dentro de los rangos históricos, a precios más elevados con y sin Créditos de Crucero Futuro (FCC), con una fuerte demanda de parte del mercado crítico de los Estados Unidos.

La industria de los viajes está experimentando importantes perturbaciones en el transporte aéreo y otros proveedores de servicios debido a la propagación de la variante ómicron.  Tales perturbaciones generan un gran impacto sobre todo durante la temporada festiva, a medida que aumenta la necesidad y la disponibilidad de mano de obra se ve afectada por el actual aumento en los casos.  Problemas similares están afectando las capacidades de la compañía para brindar servicio a bordo.  Además, la compañía está experimentando interrupciones de servicio en determinados destinos y hasta la fecha ha cancelado o modificado significativamente 16 escalas de destino de un total de 331. La compañía proyecta que estas interrupciones continuarán a corto plazo y luego disminuirán, a medida que el mundo se adapte a las tendencias actuales.

Fain concluyó: “Estamos aprendiendo y adaptándonos constantemente, ya que ómicron parece estar comenzando una nueva fase en la lucha contra la COVID-19. Esperamos que estos factores generen un impacto negativo a corto plazo, pero nos sentimos optimistas de que nos llevarán a un entorno sanitario más generalizado pero menos grave. En conjunto, esto nos debería permitir producir un favorable año de transición en 2022 y un 2023 muy sólido”.

Acerca de Royal Caribbean Group

Royal Caribbean Group (NYSE: RCL) es una de las principales empresas de cruceros en el mundo y cuenta con una flota global de 60 barcos que viajan a más de 800 destinos en todo el mundo. Royal Caribbean Group es propietaria y operadora de tres galardonadas marcas de cruceros: Royal Caribbean International, Celebrity Cruises y Silversea Cruises, y es también propietaria del 50 % de una empresa conjunta que opera TUI Cruises y Hapag-Lloyd Cruises. Juntas, las marcas tienen otros 13 buques en pedido al 30 de septiembre de 2021.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here