Siete lecciones aprendidas de la plataforma de pruebas piloto de la BBC

BBC Taster es la plataforma de la cadena pública británica en la que se ofrece a algunos usuarios y parte de la industria la posibilidad de probar nuevos productos e innovaciones vinculados con el uso de la tecnología.

0
118

Tal como señalan desde la propia BBC, Taster nació de la necesidad de llevar los experimentos al público rápidamente, “no 18 meses después del cronograma que marca la hoja de ruta. Queríamos escuchar y aprender de nuestra audiencia sobre los nuevos conceptos tecnológicos que enfrenta la BBC para llegar a las audiencias”.

Ahora, coincidiendo con el séptimo aniversario del servicio, la BBC ha compartido siete lecciones que han aprendido en estos siete años. Son estas:

Generar confianza probando con el público. “Es vital que la audiencia vea lo que estamos probando”, indica Laura Harrison, product manager de Connected Studio, el departamento de I+D encargado de impulsar la adopción de nuevas tecnologías. “Pedirle al público que pruebe, califique y comparta experimentos les da una idea del futuro de la BBC, y los hace sentir parte del viaje. Un número increíble de personas han estado dispuestas a probar cosas nuevas y decirnos lo que piensan sobre ella”.

Impulsar la adopción de nuevos formatos en la BBC en general sigue siendo un gran desafío. Incluso cuando las audiencias les dijeron que querían ver más pruebas, la infraestructura no estaba disponible para transferir estos formatos a los departamentos, y los equipos de la BBC a menudo se sentían demasiado fuera de su zona de confort para experimentar. Los flujos de trabajo entre la narración lineal y la digital siguen siendo bastante diferentes, y la curva de aprendizaje para algunos es demasiado pronunciada. “Aunque estamos tratando de derribar las barreras, se necesita hacer más para acercar esos flujos de trabajo. Hemos aprendido que los experimentos únicos no son suficientes para permitir que la organización en general comience a crear experiencias digitales de esa manera”.

El contenido es clave. La nueva tecnología por sí sola no es suficiente para ganarse la audiencia, apunta Harrison. Necesita la combinación correcta de contenido editorial y tecnología para que realmente la gente se involucre. “Cuando las pruebas piloto tenían que ver con la tecnología y carecían de contenido, las audiencias no podían entender la historia y la experiencia se volvía irregular”, sostiene.

El público quiere participar. Las pruebas piloto siempre se desempeñaron bien cuando los experimentos requerían una participación activa. Hubo valores atípicos claros: pruebas piloto de “cuéntame algo sobre mí” (las audiencias estaban ansiosas por obtener información sobre sí mismas), pero también experimentos que les permitieron comprender perspectivas que de otro modo no podrían, al poner a los usuarios en el lugar de los demás. “Ya sea contando historias personalizadas con objetos, participando a través de interfaces de usuario conversacionales y de voz o aumentando la inmersión a través del sonido binaural y XR, todo esto le permite a la BBC desarrollar aún más historias más personalizadas”.

¡Mantenlo simple y hazlo divertido! Tiene que quedar claro para la audiencia qué es exactamente lo que estás probando, algo que intrigue a los curiosos pero que no sea demasiado confuso. “Esto puede ser un desafío, ya que a menudo estamos probando tecnología que es nueva y no se ha visto antes, por lo que es esencial contar con mensajes claros o un diseño intuitivo», añade Harrison. La atención de la audiencia puede ser muy corta, «por lo que debe tener la menor fricción posible al abordar un experimento”.

Ampliar las pruebas piloto a más gente. “La comunidad ayuda a impulsar la innovación rápidamente aprendiendo unos de otros y reduce los cuellos de botella de los equipos pequeños”,  indica Harrison. “Trabajar con la industria creativa, la academia, los trabajadores autónomos, otros equipos de la BBC y nuestros colegas de I+D nos ha ayudado a superar los límites de estos experimentos. Juntos hemos podido probar nuevas tecnologías, buscar nuevos talentos, probar nuevos formatos narrativos y evaluar nuevos diseños de productos”, subraya.

Los equipos multidisciplinares hacen que todo vaya mejor. Se necesita mucha gente para administrar una plataforma como BBC Taster. Probar formatos y contenido que nunca se han probado plantea muchas preguntas y riesgos que normalmente no surgirían en la práctica de la BBC, explica. “Empujar los límites inevitablemente comienza cambiando la forma en que trabajamos, la forma en que interactuamos con el sector creativo y cómo desarrollamos nuestra infraestructura para integrarnos con los sistemas establecidos de la BBC cuando sea posible. Todo esto requiere de equipos multidisciplinares que quieran hacerlo realidad, juntos. Sin contar con personas tan excelentes apasionadas por impulsar la innovación, no podríamos continuar probando nuestros experimentos a escala y con el público”.

Fuente: SIP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here