Un reciente estudio de Ivanti sobre la evolución del futuro del trabajo, desvela que un 71 % de empleados preferiría teletrabajar desde cualquier lugar a la posibilidad de conseguir un ascenso

El estudio pone también de manifiesto la existencia de una brecha de género, pues el 70 % de las mujeres reconoció haber vivido experiencias negativas como consecuencia del teletrabajo, frente a tan sólo un 30 % de los hombres. Apostar por tecnologías que mejoren tanto la experiencia de los empleados como la de los equipos de TI, es fundamental para el éxito del futuro del trabajo y la retención del talento

0
95

Ivanti, proveedor de la plataforma de automatización Ivanti Neurons que descubre, gestiona, seguriza y da servicio a los activos de TI desde la nube hasta el terminal, ha anunciado hoy los resultados de su informe anual Everywhere Workplace, en el que han colaborado expertos mundiales en el estudio y evolución del futuro del trabajo, y para el que se han sido encuestados más de 6.100 empleados y profesionales de TI, que desvelan su forma de percibir el pasado, el presente y el futuro del trabajo.

El estudio pone de manifiesto que la ‘revolución’ en cuanto a las prioridades de los empleados continúa: un 70 % de los encuestados asegura que, si tuviera que elegir, preferiría la opción de teletrabajar frente a conseguir un ascenso. Sin embargo, y a pesar de su popularidad, el teletrabajo es un arma de doble filo, con un 10 % de encuestados que reconoce efectos negativos en su salud mental.

La repercusión de la pandemia en la salud mental de los empleados ha sido significativa. Así, nada menos que un 70 % de las mujeres que participaron en el estudio, profesionales del sector tecnológico, declararon haber experimentado efectos adversos a causa del teletrabajo, frente a tan solo un 30 % de hombres en el mismo grupo.

Por otra parte, un gran número de empleados se siente afectado por la pérdida de conexión personal con los compañeros de trabajo (9 %) y también por el hecho de que se les exija trabajar más horas que cuando estaban en la oficina (6 %).

“La investigación de Ivanti demuestra que la experiencia del teletrabajo, tanto para los empleados de oficina como para los profesionales de TI, varía en función del género. Aunque, en general, las mujeres son las más beneficiadas por la flexibilidad que supone el teletrabajo, la realidad es que un mayor número de mujeres que de hombres considera que no se las ha tenido en cuenta a la hora de conseguir un ascenso, y que se espera de ellas que trabajen más horas que los hombres. Este cambio en la experiencia del empleado no se puede pasar por alto. Para afrontarlo, los responsables de las empresas deberían responder adoptando una tecnología que facilite la colaboración y reduzca este tipo de diferencias entre géneros, priorizando la participación de los empleados en cada implementación tecnológica”, ha asegurado Meghan Biro, fundadora y CEO de Talent Culture.

En cuanto a las posibles modalidades del futuro del trabajo, la investigación concluye que el 42 % de los empleados prefiere un modelo de trabajo híbrido, categoría que ha aumentado un 5 % desde el último estudio.

El 30% declaró que preferiría trabajar desde casa de forma permanente, lo que supone un descenso del 20% desde el último estudio y demuestra que son muchos los empleados que desean volver a relacionarse con sus compañeros. Este descenso podría atribuirse también al hecho de que, si bien el trabajo a distancia ha supuesto numerosos cambios positivos – como el ahorro de tiempo, consecuencia de la reducción de los desplazamientos (48 %), una mayor conciliación entre la vida familiar y laboral (43 %) y un horario de trabajo más flexible (43 %) – ha tenido también algunos inconvenientes. De hecho, el 49 % de los encuestados afirman haberse visto afectados negativamente por el teletrabajo; entre las principales desventajas, están la falta de interacción con los compañeros (51 %), la dificultad para colaborar o comunicarse de forma eficaz (28 %), el ruido y las distracciones (27 %).

“Esta pandemia ha actuado como catalizador de un inmenso cambio en cuanto al lugar y forma de trabajar”, reflexiona Jeff Abbott, CEO de Ivanti. “La buena noticia, es que al reforzar la automatización de las tareas rutinarias, las empresas consiguen mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal de sus equipos de TI y de ciberseguridad, además de prevenir las filtraciones de datos y, lo más importante, mejorar la experiencia de sus empleados. Nuestra plataforma Ivanti Neurons, permite a los departamentos de TI disminuir la complejidad, anticiparse a las amenazas de seguridad, reducir las interrupciones no planificadas y resolver los problemas antes de que los empleados los reporten”.

La automatización será cada vez más relevante, dado que se prevé que los entornos sean cada vez más complejos. De hecho, el 15 % de los encuestados afirma que prefiere trabajar desde cualquier lugar, lo que supone un aumento del 87 % desde el último estudio.

Otro dato interesante es que el 22 % de los encuestados considera haberse convertido en nómada digital durante la pandemia, y el 18 % reconoce que está considerando serlo. Tan solo un 13 % declara que le gustaría trabajar de forma permanente en la oficina, lo que supone un descenso del 11 % desde el último estudio.

El estudio pone también de manifiesto que algo menos de una cuarta parte (24 %) de los encuestados abandonó su trabajo en el último año, y el 28 % tiene previsto hacerlo en los próximos seis meses. Si se tiene en cuenta a los encuestados de entre 25 y 34 años, el porcentaje de empleados que tienen intención de abandonar su trabajo en los próximos seis meses asciende al 36 %. Las políticas de regreso a la oficina son el factor clave detrás de esas bajas, pues casi una cuarta parte (un considerable 24 %) admite que renunciaría a su puesto de trabajo si su empresa aplicara una política de incorporación a la oficina a tiempo completo.

“Los empleados disponen de más alternativas que nunca, y además son buenas”, asegura Meghan Brio. Pueden desplazarse a cualquier sitio y trabajar para cualquiera, lo que significa que las empresas tienen que cambiar sus estrategias de retención e implementar la mejor tecnología, que haga el trabajo de todos más fácil y más ameno.”

“En medio de la intensa batalla por el talento, es más importante que nunca forjar una cultura ganadora, diversa e integradora, en la que cada empleado se sienta especialmente valorado, y en la que la misión y los valores de la empresa se demuestren a todos los niveles”, explicó Abbott. “Los profesionales quieren trabajar en empresas que marquen la diferencia, y los empleados abandonan cada vez más su trabajo si no creen en su visión y misión. Las empresas tienen que demostrar que aportan valor global y no solo beneficios, a la vez que priorizan la conciliación de la vida laboral y personal.”

Para el 2022, el 26 % de los encuestados afirma que espera que su departamento de TI les suministre portátiles nuevos, ordenadores de sobremesa y dispositivos móviles, y el 26 % confía que modernice su servicio de atención al cliente. Entre los profesionales de TI, la voluntad de modernizar su servicio de atención al cliente asciende al 32 %. Esto no es ninguna sorpresa, ya que el número de llamadas y solicitudes a este tipo de servicio ha aumentado considerablemente durante la pandemia, lo que se ha traducido en elevados costes operativos, así como en una disminución de la productividad y la satisfacción de los empleados.

Metodología

Para la realización del estudio, Ivanti encuestó a más de 4.510 trabajadores de oficina y 1.609 profesionales de tecnología en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, España, Países Bajos, Bélgica, Suecia y Australia, para conocer cómo se posicionan ante el teletrabajo, los puntos de desacuerdo entre los distintos grupos demográficos, así como las ventajas y preocupaciones concretas que les ha supuesto hasta el momento su experiencia con el trabajo remoto.

Sobre Ivanti

Ivanti hace que sea posible trabajar desde “cualquierlugar”. En el teletrabajo, los empleados utilizan un sinfín de dispositivos para acceder a las aplicaciones de TI y a los datos a través de diferentes redes para mantener su productividad mientras trabajan desde cualquier parte del mundo. La plataforma de automatización Ivanti Neurons conecta las soluciones líderes del sector de gestión unificada de terminales, ciberseguridad y gestión de servicios empresariales, proporcionando una plataforma de TI unificada que permite a los dispositivos autocurarse y autoprotegerse, además de capacitar a los usuarios para su autogestión. Más de 40.000 clientes, entre los que se encuentran 96 de las 100 empresas de la lista Fortune, han elegido Ivanti para descubrir, gestionar, segurizar y dar servicio a sus activos de TI desde la nube hasta el terminal, ofreciendo excelentes experiencias de usuario final a los empleados, dondequiera y comoquiera que trabajen.

Sobre Meghan M. Biro

Meghan M. Biro es una analista de tecnología de Recursos Humanos, escritora, conferenciante y estratega reconocida en todo el mundo. Fundadora de TalentCulture y presentadora de #WorkTrends, un conocido podcast y chat de Twitter. Su carrera abarca desde la contratación de personal, a la gestión del talento, los medios de comunicación digitales y la estrategia de marca, para cientos de empresas, desde compañías de nueva creación hasta multinacionales como Microsoft, IBM y Google. Meghan colabora regularmente con Forbes, SHRM y otros medios de comunicación.