Deja de ponerte objetivos.Nuevos hábitos, un agujero negro y un par de trucos mágicos.

Dicen los estudios que al 60% de la población realmente nos entusiasma fijarnos objetivos para el nuevo año. Lamentablemente, solo el 8% del total de los objetivos llegan a cumplirse, los demás son absorbidos por un agujero negro paulatinamente conforme avanzan las semanas

0
29

Al momento que escribo este artículo (finales de enero de 2022), es probable que la mayoría de aquellos objetivos que hace 3 semanas parecían las mejores ideas del mundo, no hayan llegado ni siquiera a intentarse.

Se fueron. Murieron. Caput.

Y así esperaremos hasta el 31 de diciembre de 2022 para volver a escribirlos en un papel y volverlos a olvidar unas semanas después.

Romper hábitos es complicado. Ya lo dicen las investigaciones. Según un estudio de la OMS en 2017, la mayoría de las principales enfermedades mortales, incluyendo la diabetes, el cáncer o los derrames cerebrales, podrían evitarse modificando nuestros hábitos de consumo alimenticio*. Sin embargo, la resistencia que tenemos frente a estos cambios es cada vez mayor, sobre todo en sociedades del primer mundo.

Además de estos estudios, y gracias al uso de la hermenéutica que requiere la práctica de mi ejercicio profesional, me he dado cuenta de que lo que determina si una persona cumplirá o no con sus objetivos, es la vinculación que estos tienen con su para qué en la vida.

Y es que es común que nos pongamos objetivos vacíos, que están totalmente desconectados de nuestros deseos profundos.

Tres consejos útiles a la hora de establecer nuevos hábitos:

  1. Encuentra tu para qué. ¿Para qué quieres ir al gimnasio, dejar de fumar o cambiar de trabajo? La respuesta te conectará con un propósito superior que será el que realmente impulse tu motivación.
  2. Establece hábitos en cadena. Hal Elrod, en su libro Mañanas Milagrosas, señala 6 hábitos que deben realizarse nada más comenzar el día para que podamos empezar con la máxima productividad. Lo curioso es el sistema de eslabones que establece para que podamos realizar esos 6 hábitos de forma consecutiva sin tener que pensar y correr el riesgo de perder el flow.

Utiliza esta frase: después de…, voy a ….; para enlazar tus nuevos hábitos. Por ejemplo, después de levantarme, voy a tomar agua con limón, después de tomar agua con limón, iré al gimnasio, después de ir al gimnasio visualizaré mi día mientras me ducho. A base de repetición acabarás incorporando tus nuevos hábitos de manera automática.

  1. Comprométete en voz alta. La Sociedad Americana de Desarrollo y Entrenamiento (ASTD) realizó un estudio en el que analizaba la importancia de contar con alguien que nos apoye en el proceso de realizar cambios profundos y cómo influía su presencia a la hora de alcanzar nuestros objetivos. ¿Qué descubrieron? Que el hecho de decir en voz alta nuestro objetivo y contárselo a alguien que nos respalde, eleva nuestras posibilidades de conseguirlo en un 95%
  2. ¿A qué esperas? El primer paso es empezar.

*Kliemann, N., Vickerstaff, V., Croker, H., Johnson, F., Nazareth, I., & Beeken, R. J. (2017). The role of self-regulatory skills and automaticity on the effectiveness of a brief weight loss habit-based intervention: Secondary analysis of the 10 top tips randomised trial

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here