Finanzas Sostenibles: los casos de Argentina, Bolivia y Paraguay

¿Qué son los bonos verdes? ¿Cómo está plantada Latinoamérica frente a la deuda ambiental del siglo 21? Organizada por la ICC (International Chamber of Commerce), tres referentes del mercado en cada uno de estos países intentaron echar luz sobre un tema urgente.

0
39

Hace tiempo que el planeta enfrenta situaciones preocupantes a nivel climático, de sustentabilidad y, cada vez más, de equidad social y económica. La ICC brindó un seminario sobre finanzas sostenibles, realidad y expectativas. Hispanic Target resume lo relevante de un encuentro más que interesante sobre el tema.

El caso de Argentina

Pablo Cortínez es economista y máster en finanzas. Lidera el área de Finanzas Sostenibles de Fundación Vida Silvestre y es asesor en la estructuración de proyectos sostenibles.

A modo introductorio, explicó que “Todo lo que tiene que ver con el financiamiento y la política climática tuvo dos hechos clave en 2015. Uno es el lanzamiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y las 169 metas de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que implican un compromiso muy importante respecto del fondeo necesario para que se cumplan esas metas en todos los países del mundo. El otro es la firma, en diciembre de ese año, del acuerdo de Paris, que compromete a la mayoría de los países del mundo a limitar el incremento de la temperatura promedio del planeta a solamente 1,5 grados centígrados respecto de lo registrado antes de la era industrial”.

Los criterios que deben seguir las finanzas sostenibles.

Cortínez agregó: “El problema es que ya hemos incrementado 1,1 grados la temperatura media. Por eso, la financiación de políticas para el cambio climático es fundamental y especialmente para nuestra región, América Latina, donde el fondeo no abunda”.

¿Qué son las finanzas sostenibles? “Es incorporar criterios ambientales, sociales y de gobierno -tanto desde el lado de las inversiones como de lo que se llama ‘riesgo ambiental social’ corporativo. Esto está muy relacionado con el sector bancario, las inversiones y en particular con los inversores internacionales” sostuvo el economista.

“Se trata de incorporar criterios ambientales, sociales y de gobierno, tanto desde el lado de las inversiones como del riesgo ambiental social corporativo”

Cortínez señaló además que se advierte una tendencia firme en el mercado internacional de empresas que se comprometen con la descarbonización, algo que tiene que ver también con las exigencias y los cambios que hay en los consumidores. Aquí son claves además las pymes, proveedoras de algunas de las materias que usan las grandes compañías.

Los Bonos Verdes: qué son y cuál es su propósito

“Esta tendencia impulsó al sector financiero para que entren en escena los bonos temáticos; los más famosos son los llamados bonos verdes, pero hay otras iniciativas como los project finance, índices de sustentabilidad, mercado de capitales, la apertura e información vinculada al cambio climático, inversores responsables, reguladores de mercados financieros, el sector de seguros como prinipal inversor institucional y otros actores que componen este microsistema de finanzas sostenibles describió el especialista.

Estos bonos “son instrumentos que pueden ser emitidos por un pais, un municipio, un banco, una empresa o un organismo multilateral de crédito. Lo fundamental aquí es el destino de esos fondos: si son destinados a energías renovables por ejemplo, se lo va a llamar “bono verde”. Pero además hay que determinar cuál es la elegibilidad de esos proyectos. Energía renovable de hasta cuántos megas, si es solar, fotovoltaica, etc, y quiénes serán las empresas beneficiarias” ejemplificó.

Los números hablan

Cortínez enseñó varios gráficos que demuestran que, a nivel global, en los últimos 6 años se han incrementado los bonos sostenibles y sociales, sobre todo a partir del acuerdo de París. En 2021 se emitieron 517 mil millones de dólares, lo que es aproximadamente un 20% por encima del PBI de la Argentina.

A nivel LATAM, los bonos verdes representan apenas el 2% del total mundial, “esto implica que hay una gran necesidad de fondeo. Energia es lo que más se encuentra entre estos bonos, pero también hay de transporte y uso de la tierra (datos 2020)” sumó el economista.

Fuente: Climate Bonds Iniciative.

Cortínez impulsó junto a BID Invest el Protocolo de Finanzas Sostenibles de Argentina, firmado por más de 20 bancos que representan 80% del sistema. Es uno de los mayores avances del país en este sentido.

El caso de Paraguay

María Gabriela Melgarejo Alem (Paraguay) – Abogada y miembro de la comisión de Ambiente y Energía de ICC local.

Melgarejo partió de una base: a nivel financiamiento, Paraguay cuenta con una guía de riesgos ambientales y sociales sugeridos por el banco central de ese país, y una Mesa de Finanzas Sostenibles compuesta por 18 instituciones financieras.

“Paraguay propuso para la próxima trienal del Instituto Internacional para la Unificación del Derecho Privado (UNIDROIT) que se estudie la naturaleza jurídica de los créditos voluntarios de carbono” enfatizó la expositora.

La idea se basa en la certeza de que el esfuerzo global para reducir las emisiones de carbono será permanente y durable, más allá de 2030. “Sobre todo en lo relacionado con la cadena de suministros, de fabricación y de transporte” puntualizó Melgarejo.

El caso de Bolivia

Mario Ballivian Cabrera (Bolivia) – Abogado y Master en Derecho Petrolero.

Aquí se señaló como fundamental la necesidad de un cambio de cultura de finanzas, bajo criterios ESG (Enviromental, Social y Governance) y de alianzas donde el sector finaciero “es un vector fundamental de la transformación, al integrar estos criterios en la toma de decisiones para la financiación. Son los grandes facilitadores de medidas sostenibles a tomar por las empresas” manifestó Cabrera.

A su vez, mencionó tres ejes en que hubo avances en Bolivia:

  • El institucional: la formación de una Mesa de finanzas sostenibles; con 20 actores del sector financiero y grandes grupos empresariales, con la meta de promover financiamiento e incentivos para que las instituciones promuevan estos cambios. “Esto conforma una hoja de ruta sobre la situación” explicó.
  • Instrumentos de apoyo: elaboración de sistemas de monitoreo y reporte para medir el impacto de los instrumentos financieros. Un protocolo verde para la banca.
  • Sensibilización y capacitación: “en 2021 se realizó el primer foro internacional de finanzas sostenibles con expertos de distintos paises” comentó Cabrera que además destacó la proliferación, gradual, de programas de capacitación tanto para el público en general como para actores del sector financiero.

¿Cuáles son los retos? El especialista los categorizó de esta manera según sectores:

Conclusiones sobre finanzas sostenibles en Latam

Cortínez consideró que “la tendencia de inversiones en bonos temáticos está en aumento, y tiene que ver con la concientización de los decisores actuales sobre que lo sostenible es, en el mediano y largo plazo, más rentable. El engagement también se da desde el punto de vista de los inversores. Hoy hay fondos de inversión, de seguros, con este tipo de acciones. Hay fondos soberanos como el noruego, que tiene como premisa invertir en este tipo de bonos. Y hay grupos de takeholders que ya ocupan un lugar en directorios de empresas que empujan a que se hagan esas inversiones. Desinvertir en lo ‘fósil” para invertir en lo verde es posible, pero llevará tiempo porque tampoco hay que generar un colapso de desinversion”.

Si quieres ver y escuchar todo el seminario completo:

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here