Las estrellas latinas del mundo del entretenimiento se reúnen en el seminario Promesa y Esperanza®

Representantes de las industrias de la radio, la televisión y los medios digitales, así como celebridades, influencers, ejecutivos de compañías discográficas y socios corporativos asistieron al seminario de St. Jude Promesa y Esperanza® el pasado fin de semana para apoyar la misión de St. Jude Children's Research Hospital: Finding cures. Saving children®.

0
38

Este seminario se lleva a cabo de manera anual y como parte de la preparación para el evento radial nacional Promesa y Esperanza que ayuda a recaudar fondos y crear conciencia sobre la misión de St. Jude entre las comunidades hispanas de todo el país. El evento de radio de este año se lleva a cabo del 8 al 9 de diciembre de 2022.

Estaciones de radio de diversos formatos hispanos en 55 mercados de todo el país participarán en el evento de dos días, incluidos Univision Communications Inc., Bustos Media, TBLC Media, entre otros. La afinidad y el compromiso con St. Jude son compartidos por las estaciones de radio, los presentadores que ahí trabajan y sus audiencias apasionadas por la música y la misión de St. Jude. Desde su creación en 1997, Promesa y Esperanza ha recaudado más de $150 millones para apoyar el trabajo continuo de St. Jude con el objetivo de acabar con el cáncer infantil y otras enfermedades que amenazan la vida de los pacientes.

Para comprender mejor el impacto de su apoyo, los asistentes al seminario conocieron a pacientes como Carlos, quien llegó a St. Jude desde El Salvador cuando tenía solo cuatro años y recibió tratamiento durante dos años y medio. Carlos, que ahora tiene 29 años, trabaja para ALSAC, la organización que se encarga de recaudar fondos y concientizar de St. Jude Children’s Research Hospital.

El seminario también contó con artistas y celebridades invitados como la actriz de Broadway, Bianca Marroquín, los grupos Los Huracanes del Norte y Conexión Divina, los artistas Luis Figueroa y Aron Luix, y Charly Pérez, cantante principal de Banda La Maravillosa, entre otros.

“Cada año, los oyentes leales y los fanáticos de la música que llaman a las estaciones y donan durante este tiempo muestran el poder de unirse como comunidad para apoyar a las familias de St. Jude”, dijo Richard C. Shadyac, Jr., presidente y director ejecutivo de ALSAC. “Promesa y Esperanza es muy especial porque genera esperanza además de recaudar fondos, unos fondos fundamentales para impulsar el plan estratégico de seis años de St. Jude, actualmente en curso, de que tiene como objetivo ayudar a más de los 400,000 niños con cáncer cada año en todo el mundo “.

Promesa y Esperanza seminar dinner held on Saturday, October 15, 2022.

Desde su apertura en 1962, St. Jude ha recurrido al apoyo de donantes de todos los ámbitos de la vida para garantizar que las familias nunca reciban una factura de St. Jude por el tratamiento, viaje, alojamiento o comida para que así puedan concentrarse en ayudar a sus hijos a vivir. Los tratamientos desarrollados en St. Jude han ayudado a aumentar la tasa de supervivencia de los niños con cáncer en los Estados Unidos, donde más de 4 de cada 5 niños sobreviven al cáncer. En muchos países en desarrollo, sin embargo, menos de 1 de cada 5 niños diagnosticados con cáncer sobrevivirá. Cada niño merece la oportunidad de vivir su mejor vida y celebrar cada momento. Cuando las personas apoyan a St. Jude a través de programas como Promesa y Esperanza, les dan esa oportunidad a los niños con cáncer de todo el mundo.

Para donar mensualmente y recibir una camiseta que muestra al mundo el mundo que #MusicGives a St. Jude Kids, visita musicgives.org.

Acerca de St. Jude Children’s Research Hospital®

St. Jude Children’s Research Hospital lidera los esfuerzos a nivel mundial para entender, tratar y vencer el cáncer infantil y otras enfermedades pediátricas que amenazan la vida. Nuestro propósito es claro: Descubrir las curas que salvan a los niños. St. Jude es el único Centro Integral de Cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer dedicado exclusivamente a los niños. Desde su inauguración en 1962, los tratamientos desarrollados en St. Jude han ayudado a incrementar la tasa de supervivencia del cáncer infantil de un 20% a más de un 80%. St. Jude no descansará hasta que ningún niño muera de cáncer. Los descubrimientos desarrollados en St. Jude son compartidos libremente, y de esta forma cada niño salvado en St. Jude significa que médicos y científicos alrededor del mundo pueden utilizar ese conocimiento para salvar a miles de niños más. Las familias nunca reciben una factura de St. Jude por tratamiento, transporte, hospedaje ni alimentación – para que así puedan enfocarse en ayudar a sus hijos a vivir.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here