Google lanza Bard, su plataforma de inteligencia artificial para competir con OpenAI

Google anunció que Bard, su servicio de inteligencia artificial, comenzará a probarse en algunos usuarios antes de ser incorporado definitivamente al buscador. Su finalidad es agilizar los procesos de aprendizaje y mostrar mejores resultados.

0
75

Bard utilizará inteligencia artificial para generar respuestas en texto cuando las personas escriban consultas. La compañía destacó que puede “ayudar a las personas a realizar tareas como planificar un baby shower, comparar dos películas nominadas al Oscar o explicar los descubrimientos de la NASA a un niño de 9 años”.

“Bard pretende combinar la amplitud del conocimiento mundial con la potencia, inteligencia y creatividad de nuestros grandes modelos lingüísticos”, escribió Pichai y resaltó que “se nutrirá de la información de la web para ofrecer respuestas frescas y de alta calidad“.

“Se trata de un modelo mucho más pequeño que requiere significativamente menos poder de cómputo, lo que nos permite escalar a más usuarios, y más comentarios y retroalimentación”, afirmó Pichai, quien además indicó que el software de inteligencia artificial tendrá altos estándares de seguridad para proteger a los usuarios de hackeos o robo de información.

Google también anunció que introducirá más IA en su motor de búsqueda. De este modo, señaló que utilizará la tecnología para “destilar información compleja y múltiples perspectivas en formatos fáciles de digerir”. Por ejemplo, la IA podría responder a la pregunta de si es más fácil aprender a tocar la guitarra o el piano.

La competencia contra ChatGPT de OpenAI

El anuncio de Google llegó en un contexto en el que los productos que utilizan inteligencia artificial encontraron un éxito generalizado después de que la empresa OpenAI lanzara el noviembre pasado el ChatGPT.

Desde ese entonces, la firma dirigida por Pichai trabajó arduamente para poder implementar una tecnología similar usando un modelo de IA llamado LaMDA, un lenguaje para el desarrollo del aplicaciones que fue creado por Google en 2021, pero que no se había distribuido en ningún producto hasta ahora.

Según Forbes, desde que ChatGPT se convirtió en un éxito de ventas, los observadores del sector “han estado esperando la respuesta de Google”.

En medio de la carrera por competir contra ese servicio de inteligencia artificial, Pichai consideró que la situación “tan urgente” que declaró un “código rojo“, condicionando el trabajo de varios equipos dentro de la empresa hacia una tarea plenamente abocada a la creación de Bard.

Por lo tanto, el CEO habría reclutado a los cofundadores Larry Page y Sergey Brin para revisar la estrategia de IA de la empresa. Es más, Brin se comprometió tanto que “presentó su primera solicitud de revisión de código en años”, según había informado Forbes anteriormente.

En el medio quedó Microsoft. El anuncio de Google se llevó a cabo un día antes del evento en la sede de Microsoft en Redmond (Washington) para celebrar la incorporación de la tecnología de OpenAI al buscador Bing.com, de la compañía creada por Bill Gates que fue acompañado de una inversión millonaria.

Mientras Google presentaba Bard, el CEO de OpenAI, Sam Altman, tuiteaba una foto suya con el CEO de Microsoft, Satya Nadella, preparándose para el evento.

Bard se incorpora a los servicios de Google

Pichai explicó que la IA de Bard se integrará a los servicios al buscador de Google a través de su aplicación con los programas LaMDA, PaLM, Imagen y MusicLM que funcionan como base sobre las que se puede interactuar en servicios de Google.

Según los expertos, esta integración entre plataformas permitirá a los usuarios acceder a datos más elaborados relacionados con el aprendizaje y su interpretación dentro del amplio abanico de información disponible en internet.

“Aprender sobre un tema puede requerir mucho esfuerzo para descubrir lo que realmente las personas necesitan saber, y a menudo quieren explorar una amplia gama de opiniones o perspectivas”, indicó el Pichai.

Google indicó que a partir de marzo 2023 incorporará desarrolladores, creadores y empresas para que puedan probar la inteligencia artificial de lenguaje generativo, inicialmente impulsada por LaMDA para construir sistemas de inteligencia artificial confiables en conjunto con otras compañías como Cohere, C3.ai y Anthropic.

Fuente: BaeNegocios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here