23.3 C
New York
sábado, julio 20, 2024
spot_img

Carin Luna-Ostaseski: una de las primeras fundadoras hispanas de un whisky escocés

La directora de Hispanic Target, Nancy Clara, charló en exclusiva con Carin Luna- Ostaseski, creadora y dueña de SIA Scotch Whisky.

Carin Luna-Ostaseski, es una mujer emprendedora cubano-estadounidense, que desde hace 10 años decidió adentrarse en el mundo del whisky escocés.

“Pase 17 años como diseñadora, haciendo gráficas para compañías muy importantes y en el área de tecnología. Pasaba mucho tiempo frente a la computadora el día entero haciendo diseños para que las personas puedan pasar más tiempo frente al teléfono”.

Carin no se consideraba una amante del whisky escocés. “Tenía muchas ideas con respecto a esta bebida, que era fuerte y caro. Lo probé una sola vez y dije no es para mi”.

Pero después de una tiempo ese pensamiento cambio por completo. Tal como contó a Hispanic Target, una amiga la animó a probar algo diferente y organizó una degustación para ella. “Cuando tenía 25 años, en Nueva York, una amiga m invito a tomar whisky. En ese momento él me enseño 4 marcas de whisky y luego de eso me enamore”. A partir de ese momento comenzó un gran recorrido. A l largo de su vida ha probado más de 300 botellas de whiskies y escoceses pero su carrera iba a tener otro giro importante.

Carin se ha convertido en una mujer emprendedora, exitosa, y ha dado un paso enorme en el mundo de las bebidas espirituosas. Una mujer nacida en Miami pero con raíces cubanas que, con el tiempo y con mucha preparación ha logrado crear su propia marca de whisky.

“Quería hacer algo diferente en mi vida, no solo en mi carrera. No tenía dinero pero decidí invertir y empezar con este proyecto, con la marca”.

El camino no fue fácil. Comenzó organizando eventos de degustación para compartir sus mezclas favoritas con sus amigos y seres queridos. Tiempo después Carin creó una mezcla notablemente suave que todos podían disfrutar. Pensó que el líquido era de primera calidad, pero quería estar seguro. Así que participó en algunas de las competencias más feroces y de más alto perfil de la industria y SIA ganó. Varias veces. Además de ganar el prestigioso doble oro en el San Francisco World Spirits Competition (2014), SIA ganó 96 puntos en el Ultimate Spirits Challenge (2016).

En 2012, Carin recaudó casi 50.000 dólares en el sitio de financiación colectiva kickstarter.com. Encontró una licuadora en Escocia y en 2013, después de años de arduo trabajo, SIA Scotch Whisky apareció por primera vez en los estantes.

“Lo que me gusta del whisky es que no es una bebida de trago, de fiesta. Cuando tomas whisky, tienes que pasar tiempo con una persona, tomarse un tiempo. El estudio, cómo se confecciona el vino, las texturas y demás, tuvo mucho que ver para después desarrollar mi propia marca. El olor, el sabor es muy importante. Aprendí cómo se hace, la teoría del whisky”.

Hoy, SIA se ha convertido en uno de los primeros whiskies creado por una de las primeras empresarias hispanas en crear una marca de whisky escocés.

Pasión por las bebidas espirituosas

Carin Luna-Ostaseski combinó su pasión por las bebidas espirituosas con su conocimiento de los negocios para crear un whisky escocés premium pero accesible que atraiga a todos.

Nacida de un ingenio tenaz y apoyada por aquellos que creían en su causa, la historia de Carin es la encarnación del sueño americano.

Inspirándose en el viaje empresarial de nuestro fundador, SIA Scotch Whisky siempre ha apoyado a los propietarios de pequeñas empresas minoritarias brindándoles capital y tutoría, e inspirándolos a lograr lo inesperado.

El Fondo del Espíritu Emprendedor

El propósito de SIA Scotch Whisky es desafiar las convenciones e inspirar a otros a lograr lo inesperado. Y por eso, durante casi una década, SIA Scotch Whisky se ha comprometido a donar una parte de las ventas a organizaciones que ayudan a apoyar a los emprendedores: los soñadores, los impulsores y los agitadores que están dando forma al futuro.

En 2021, lanzó The Entrepreneurial Spirit Fund, con el compromiso de donar un cuarto de millón de dólares a propietarios de pequeñas empresas multiculturales que necesiten apoyo. Inspirado en la trayectoria de su fundadora como empresaria hispana, este innovador programa de subvenciones ofreció a los destinatarios la oportunidad de recibir el capital, los recursos y la tutoría necesarios para hacer realidad sus sueños.

 

spot_img
spot_img
spot_img