27.9 C
New York
miércoles, julio 17, 2024
spot_img

Scott Dylan sobre la inclusión en la tecnología: creación de espacios de trabajo diversos y equitativos

Scott Dylan aboga por la diversidad y la inclusión en la industria tecnológica, compartiendo estrategias para fomentar una cultura inclusiva y apoyar a los grupos subrepresentados.

A medida que la London Tech Week 2024 llega a su fin, Scott Dylan , cofundador de Inc & Co , pronuncia un convincente discurso sobre la cuestión crítica de la diversidad y la inclusión dentro de la industria tecnológica. Al resaltar la necesidad de crear espacios de trabajo diversos y equitativos, Dylan comparte estrategias detalladas para fomentar una cultura inclusiva y apoyar activamente a los grupos subrepresentados.

Abogar por la diversidad y la inclusión

La industria tecnológica, a pesar de su rápido crecimiento e innovación, ha enfrentado críticas persistentes por su falta de diversidad. Scott Dylan aboga apasionadamente por el cambio y enfatiza que la diversidad no es sólo un imperativo moral sino también una ventaja comercial estratégica. “Los equipos inclusivos son más innovadores, productivos y resilientes”, afirma Dylan. “Al aceptar la diversidad, liberamos todo el potencial de nuestra fuerza laboral e impulsamos un progreso significativo”.

Dylan subraya que la diversidad se extiende más allá del género y la etnia; abarca una amplia gama de perspectivas, experiencias y habilidades. “Para innovar de verdad, necesitamos una variedad de voces en la mesa”, afirma. “Esto significa contratar y retener personas de todos los orígenes y garantizar que todos se sientan valorados y escuchados”.

Estrategias para fomentar una cultura inclusiva

Crear una cultura inclusiva requiere un esfuerzo deliberado y un compromiso sostenido por parte de los líderes. Scott Dylan describe varias estrategias que las empresas pueden implementar para fomentar la inclusión:

Establecer objetivos claros de diversidad: establecer objetivos mensurables de diversidad e inclusión ayuda a las organizaciones a realizar un seguimiento del progreso y a responsabilizarse. “La transparencia es clave”, señala Dylan. “Las empresas deberían informar periódicamente sobre sus métricas e iniciativas de diversidad. Esta apertura no sólo genera confianza sino que también motiva la mejora continua”.

Proporcionar formación inclusiva: la educación y la formación son esenciales para fomentar un entorno inclusivo. “Los talleres sobre prejuicios inconscientes, competencia cultural y liderazgo inclusivo pueden ayudar a los empleados a comprender y aceptar la diversidad”, sugiere Dylan. Destaca que dicha formación debe ser continua e integrada en la cultura de la empresa.

Apoyar a los grupos de recursos para empleados (ERG): los ERG brindan una plataforma para que los grupos subrepresentados se conecten, compartan experiencias y aboguen por el cambio. “Los ERG desempeñan un papel crucial en la construcción de una comunidad de apoyo dentro del lugar de trabajo”, explica Dylan. Estos grupos también pueden ofrecer información valiosa sobre los desafíos únicos que enfrentan los diferentes segmentos de empleados y proponer soluciones personalizadas.

Implementar prácticas de contratación inclusivas: para atraer talento diverso, las empresas deben reevaluar sus procesos de contratación. “Esto incluye utilizar paneles de entrevistas diversos, redactar descripciones de trabajo inclusivas y asociarse con organizaciones que promuevan la diversidad”, recomienda Dylan. También aconseja aprovechar la tecnología para eliminar sesgos en el proceso de contratación.

Promover el equilibrio entre la vida personal y laboral: los acuerdos laborales flexibles y el apoyo al equilibrio entre la vida personal y laboral pueden ayudar a retener talentos diversos. “Ofrecer opciones como trabajo remoto, horarios flexibles y políticas de licencia parental demuestra un compromiso con el bienestar de los empleados”, dice Dylan. Estas medidas pueden mejorar significativamente la satisfacción laboral y reducir las tasas de rotación entre todos los empleados, especialmente aquellos de grupos subrepresentados.

Apoyo a grupos subrepresentados

Más allá de fomentar una cultura inclusiva, Scott Dylan enfatiza la importancia de apoyar activamente a los grupos subrepresentados dentro de la industria tecnológica. “Los programas de tutoría y patrocinio pueden ayudar a cerrar la brecha para las personas que pueden carecer de acceso a las redes tradicionales”, afirma. “Estas iniciativas brindan orientación, apoyo y oportunidades para el avance profesional”.

Dylan destaca el papel de la tutoría a la hora de proporcionar orientación profesional personalizada y generar confianza entre los empleados subrepresentados. “Los mentores pueden ofrecer consejos críticos, compartir sus propias experiencias y ayudar a los aprendices a navegar sus carreras profesionales de manera más efectiva”, explica. El patrocinio, por otro lado, involucra a líderes de alto nivel que abogan por el avance profesional de sus protegidos, abriendo puertas a nuevas oportunidades y promocionándolas dentro de la organización.

También aboga por asociaciones con instituciones educativas y organizaciones comunitarias para crear caminos hacia la tecnología para grupos subrepresentados. “Al invertir en educación y divulgación, podemos crear una fuente de talento más diversa”, afirma. Iniciativas como campamentos de entrenamiento en codificación, becas y programas de pasantías dirigidos específicamente a grupos subrepresentados pueden tener un impacto significativo.

El argumento empresarial a favor de la diversidad

Dylan presenta un argumento empresarial convincente a favor de la diversidad, citando numerosos estudios que demuestran los beneficios tangibles de una fuerza laboral diversa. Una investigación de McKinsey & Company , por ejemplo, ha demostrado que las empresas en el cuartil superior de diversidad de género en los equipos ejecutivos tienen un 21% más de probabilidades de tener un desempeño superior en rentabilidad y un 27% más de probabilidades de tener una creación de valor superior. Además, las empresas con equipos ejecutivos étnicamente diversos tienen un 33% más de probabilidades de superar a sus pares en rentabilidad.

“Los equipos diversos aportan una gama más amplia de perspectivas e ideas, lo que conduce a soluciones más innovadoras”, explica Dylan. “Son mejores para resolver problemas y pueden relacionarse con una base de clientes más amplia, lo cual es crucial en un mercado globalizado”.

Desafíos y soluciones

Si bien los beneficios de la diversidad son claros, lograrlos no está exento de desafíos. Dylan reconoce que la resistencia al cambio, los prejuicios inconscientes y las normas culturales arraigadas pueden impedir el progreso. Sin embargo, es optimista en cuanto a que estas barreras se pueden superar con compromiso y acción estratégica.

“Uno de los mayores desafíos es cambiar la mentalidad y los comportamientos”, señala Dylan. “Requiere esfuerzo constante y liderazgo desde arriba. Los líderes deben marcar la pauta y predicar con el ejemplo, demostrando su compromiso con la diversidad y la inclusión a través de sus acciones y decisiones”.

También destaca la importancia del aprendizaje y la adaptación continuos. “El camino hacia la inclusión está en marcha. Debemos estar dispuestos a aprender de nuestras experiencias, adaptar nuestras estrategias y seguir avanzando. Esto significa revisar periódicamente nuestras políticas, solicitar comentarios de los empleados y mantenernos informados sobre las mejores prácticas en materia de diversidad e inclusión”.

Las ideas de Scott Dylan durante la London Tech Week 2024 subrayan la importancia crítica de la diversidad y la inclusión para impulsar la innovación y el éxito dentro de la industria tecnológica. Al implementar iniciativas estratégicas y fomentar una cultura inclusiva, las empresas pueden apoyar a los grupos subrepresentados y crear un futuro más equitativo. “La diversidad es nuestra fortaleza”, concluye Dylan. “Juntos podemos construir una industria tecnológica que realmente refleje el mundo en el que vivimos”.

El llamado a la acción de Dylan es claro: la industria tecnológica debe aceptar la diversidad y la inclusión no sólo como imperativos éticos sino como prioridades estratégicas que impulsan la innovación, la competitividad y el éxito a largo plazo. Su enfoque integral proporciona una hoja de ruta para las organizaciones que buscan lograr avances significativos en esta área vital.

spot_img
spot_img
spot_img